18 de Octubre 2019

Desde que comenzó el "Estadillo Social" aquel 18 de Octubre de 2019, mucho se ha hablado, publicado y discutido sobre el ciclismo urbano en Santiago y sus efectos.

Primero que todo, es demostrable que la falta de transporte publico "obligó" a muchos a usar las viejas y olvidadas bicicletas que tenían en sus hogares; para poder llegar de manera oportuna a sus lugares de trabajo. Lo favorable fue que el clima en Octubre es bastante grato y no había excusas pensando en el frío del Invierno (además, lamentablemente en Santiago ya casi no llueve).

Esto trajo consecuencias inmediatas en el "Mercado de la Bicicleta". Todas las tiendas, las distribuidoras y los importadores nos vimos favorecidos por este crecimiento brutal de ventas de accesorios y servicios que ofrecemos. Los nuevos ciclistas necesitaban equiparse y al mismo tiempo necesitaban dejar funcionando sus bicis. Esto trajo como consecuencia que las ventas se duplicaran. En nuestro caso ya veníamos con un crecimiento importante desde el año 2016, pero los dos últimos meses del 2019 fueron brutales.

Hoy, en Enero de 2020 existen datos de cuánto aumentó el uso de la bicicleta. Hay varias ciclovías que tienen gran congestión y además se midió el flujo. Confirmando que en algunos casos se duplicó. Para nosotros ha sido un "problema feliz", ya que nos presiona a responder a las necesidades y expectativas de los clientes.

Lo destacable de todo este "fenómeno" es que muchos de los nuevos ciclistas, aquellos que se vieron obligados a usar la bicicleta como medio de transporte, hoy no quieren bajarse de ella; ni menos volver al auto. Esto ya pasó en otros países y los resultados son los mismos. Los nuevos ciclistas se quedan en la bici.

Entonces el desafío futuro ya no es de los usuarios, de las tiendas, de los importadores. No. Hoy el desafío es de las autoridades y que se den cuenta que tienen una oportunidad única de transformar la ciudad. Para ello se necesitan inversiones en infraestructura; ciclovías, cruces peatonales, semáforos y sus tiempos diferenciados, etc. Es decir, hay harto por hacer y lo interesante sería ver una hoja de ruta o plan estratégico; que hasta ahora no se vé. Sin embargo, existen muchos actores que apoyan esto y vienen de distintos sectores: organizaciones sociales, movimientos, embajadores, políticos, alcaldes, académicos y otros.

Vamos por la transformación de la ciudad y ese ciclismo urbano!!